EXPOSICIONESVISITASPUBLICACIONESANUNCIOS

InicioServiciosActividadesRutasEnlacesAmigos MuseoTrámites

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Actualizada:

31/07/2012

 

Resolución:

1024X768

Materiales Expuestos

 

Características generales.

 

 

La Edad de la Piedra Pulida, o Neolítico (de "neo" y "lithos": nueva piedra), corresponde a un período de grandes transformaciones, algunas ya anunciadas durante las etapas finales de la Edad de la Piedra Lascada. Los procesos de intensificación de las actividades recolectoras llegan a su cumbre con la aparición de la agricultura y la ganadería, es decir, de una economía productora de alimentos, frente a la economía depredadora de los grupos anteriores.

 

Aldea neolítica.

Los últimos cazadores-recolectores habían adoptado sistemas de explotación de recursos naturales que auguraban el establecimiento de la agricultura y ganadería como base de sustentación de las nuevas sociedades. Como estes cambios se produjeron de un modo lento y gradual, tenemos que rechazar la idea de Revolución Neolítica, pues no se dan las características básicas (cambios rápidos y violentos) para poder hablar de una revolución. Los cambios se produjeron a lo largo del complejo y amplio período de Neolitización que hinca sus raíces en los cambios en las estrategias de caza y recolección producidos en las etapas anteriores.

 

Modelado de vasijas cerámicas.

Formas cerámicas

Con la producción de alimentos, el hombre se volvió sedentario, construyendo aldeas en las que podía vivir durante espacios de tempo cada vez más permanentes. La mejoría climática y el inicio de esta nueva economía produjeron un aumento de población. Las nuevas actividades  trajeron nuevas técnicas y nuevos artefactos: útiles de piedra pulida, cerámica y herramientas agrícolas (hoces, azadas...). También aparecieron manifestaciones más complejas de la vida social y cultural, como son la progresiva especialización en el trabajo y los comienzos de la división social.

Escena cotidiana.

En Galicia, aún hoy no sabemos de aldea neolítica alguna, solamente tenemos documentado un pequeño número de asentamientos en cuevas (Pala da Vella) y en abrigos (Prado do Inferno, A Cunchosa...) lo que contrasta con los varios miles de túmulos funerarios que aún se conservan en nuestro país.

 

Megalitismo.

Dentro del Fenómeno tumular, la arquitectura megalítica es el aspecto más sobresaliente. Estas construcciones monumentales de carácter sagrado no son únicas de nuestro país, ni exclusivas de la fachada atlántica europea. Es la plasmación arquitectónica, con semejantes características constructivas, de diferentes ritos religiosos y diversas culturas que tuvieron lugar en distintos espacios temporales y geográficos.

 

Menhir Pedra Chantada de O Carrizo (Vilalba).

En un momento aún por determinar, probablemente después de la aparición de los primeros campesinos, aparece una nueva simbología plasmada en la arquitectura megalítica. Los ejemplos más abundantes que tenemos en Galicia son las mámoas o medoñas, construcciones tumulares que recubren un enterramiento megalítico (dolmen). En estas construcciones aparecen una serie de ajuares que poseen un alto valor ritual, acompañan al difunto hacia una existencia futura, son ofrendas para facilitar el viaje al más allá. También conocemos en Galicia otros megalitos como círculos líticos y menhires (Pedra Chantada, Vilalba).

  

Los túmulos suelen guardar dólmenes en sus interiores.

Del mismo modo, en Galicia, podemos observar como el Fenómeno tumular no es un conjunto unitario, existiendo un gran polimorfismo, el espacio funerario escondido dentro del túmulo puede estar constituido por una cámara poligonal, estructura de corredor, cista o no tener estructura pétrea alguna. Estas diferencias constructivas evidencian claramente los cambios sociales y religiosos acaecidos desde los primeros enterramientos colectivos del Neolítico hasta los enterramientos individuales de la Edad del Bronce, desde la procura de cierta monumentalidad hasta las formas simples donde el lucimiento arquitectónico no parece ser importante.

 

 

Dolmen con grabados de Roza das Modias (Vilalba).

Materiales Expuestos.

 

Vitrina-06: Contiene diversos útiles y herramientas de piedra lascada, como puntas de venablo, elementos geométricos, láminas de sílex, etc. Materiales recuperados en diferentes abrigos bajo roca que habitados en la época anterior continuan siendo lugares de asentamiento, como Prado do Inferno (Muras)

Vitrina-07Muestra materiales realizados con la técnica del pulimento, como hachas, azuelas y un curioso cuchillo de piedra pulida, procedentes de túmulos megalíticos de la Terra Cha, así como restos de las primeras cerámicas confeccionadas en esta comarca.

Dentro de este bloque se exhibe una maqueta de la sección de una mámoa con anta para que el público pueda apreciar las diferentes partes que componen estos monumentos funerarios.

Tamén pretendemos contar con una réplica de un telar de bastidor, típico de este período.

 

.

Gran lámina de sílex

- Bloques Temáticos de la Exposición Permanente -

IntroduciónE. Piedra LascadaE. Piedra PulidaEdad del BronceEdad del HierroÉpoca Romana